Este tipo de ejercicio fue empleado inicialmente por fisicoculturistas, atletas élite, así como por deportistas profesionales y aficionados para mejorar la fuerza y el tamaño muscular. 

Ha experimentado un notable incremento en su popularidad en la última década, actualmente además de adultos sanos, también se recomienda a niños, adultos mayores, hombres y mujeres, es útil en la rehabilitación e inclusive en la prevención de varias enfermedades y dolencias. 

 Resulta esencial en la rehabilitación de lesiones, recuperación de secuelas neuromotoras, después de un derrame cerebral y muchas indicaciones más.

Para realizar este tipo de ejercicio se puede utilizar el peso corporal, por ejermplo: cuándo hacemos despechadas (push-ups), dominadas (pull-ups), sentadillas (cuclillas), levantamientos de talón, etc.
Se puede utilizar peso libre, ejemplo:  flexiones con mancuernas para los músculos bíceps, también se puede efectuar utilizando cables de resistencia variable, que son hules con resistencias, que varían desde 3-5 libras hasta 75-80 libras o más, son bastante versátiles, muy útiles, para fortalecer cualquier grupo muscular y de muy bajo costo.
Se pueden utilizar también las maquinas selectorizadas, muy populares en los gimnasios y muchos hogares, pues son de fácil utilización, basta con el cambio de lugar de un “pin” para modificar la sobrecarga (el peso)  y así realizar los distintos movimientos.
Por último, mencionaremos las maquinas computarizadas, existen en muy pocos gimnasios y hogares por su altísimo costo. Para su funcionamiento se les introduce información como: la edad, el peso, el estado de condición, el grupo muscular que deseamos fortalecer, para que la maquina nos indique como debemos realizar el movimiento, número de repeticiones, series etc.; son muy estimulativas por su diseño aerodinámico y confort, pero como mencionamos de un costo muy elevado.
No importa qué utilicemos para realizar este tipo de ejercicio, lo importante es tener en cuenta, que es fundamental para obtener muchos beneficios, entre los que podemos mencionar: 
  • Mejora nuestro metabolismo en reposo, lo que nos permite ingerir más alimentos y aún así mantenernos en buena forma física.
  • Aumenta la capacidad de los huesos para absorber el calcio que ingerimos, lo que resulta de enorme importancia en la prevención y tratamiento de la osteoporosis.
  • Mantiene la integridad músculo-tendinosa, lo que es esencial en la prevención y tratamiento de la lumbalgía.
  • Resulta vital para la prevención y rehabilitación de lesiones.
  • Se obtienen con este tipo de ejercicio excelentes resultados en la mejoría de la fuerza y movilidad del adulto mayor.
  • Eleva los niveles de ciertas hormonas y neurotransmisores, que tienen relación con la autoestima y el sentirse bien, por lo que es de gran ayuda en el tratamiento de la depresión, la ansiedad y el insomnio; además es importante, en la prevención y el tratamiento del tabaquismo, alcoholismo y la drogadicción.

Síguenos en Facebook, dale LIKE a nuestra página:
Print Friendly

Leave a reply

show
 
close